Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Torres de Cáceres, vista desde la Torre de Bujaco.

Torres de Cáceres, vista desde la Torre de Bujaco.

Subimos la escalinata para entrar en la ciudad vieja por el Arco de la Estrella. Podemos  seguir en línea recta ó bién tomar hacia la izquierda por el adarve de la Estrella y recorrer la muralla por dentro. Es un bonito paseo, la estrechez de la calle y los altos muros de piedra nos traslada a otra época.

Siguiendo la calle llegamos a una pequeña plaza en la que se encuentra el Palacio de los Toledo-Moctezuma.

 

Continuamos  la calle hasta la Puerta de Coria, una de las más antiguas de la ciudad, que fue derruida en 1879. 

Llegando a la plaza se encuentra el  Palacio de Carvajal, construido entre los siglos XV y XVI, mezcla elementos góticos y renacentistas. En la entrada vemos el escudo de los Carvajal encuadrado en un alfiz, aunque lo más característico es la torre vigía que pertenece a la época almohade

 

En el interior un bonito patio con claustro y un pequeño jardín además de varias obras de arte.

La Diputación Provincial de Cáceres compró el palacio a sus herederos en el año 1985 convirtiendose en la sede del Patronato de Turismo y  Artesanía.

En la entrada está expuesta la maqueta de la ciudad

En el año 2012, el Palacio de Carvajal fue declarado  Bién de Interés Cultural por la CCAA de Extremadura con la categoría de Monumento por tener elementos de interés histórico-artístico como la fachada principal, la torre redonda, el patio porticado, la capilla y obras de arte.

 

Vista de la Concatedral.

Vista de la Concatedral.

En la Plaza de Santa María se encuentra la Concatedral, la primera iglesia intramuros. Su construcción comenzó poco despues de la reconquista de la ciudad en el año 1229 pero su destrucción hizo que se levantara un nuevo templo entre los siglos XV XVI de estilo tardogótico.

En el año 1957 se le otorgó la categoría de Concatedral compartiendo sede episcopal con la catedral de Coria.

El templo de estilo románico en su origen,  presenta elementos góticos como son las dos portadas; la del Evangelio frente al Palacio Episcopal con una imagen de la Virgen en el tímpano, y la portada principal en la que destaca  el escudo de Orellana.

 

 

El interior del templo es de planta rectangular con tres naves separadas por pilares cruciformes y bóvedas de crucería.

 

 

Destaca el retablo mayor labrado en madera de cedro sin policromar y a la derecha una pequeña capilla donde vemos la imagen de un cristo gótico conocido como el "cristo negro".

 

 

En el exterior en una esquina de la torre se alza una estatua del santo San Pedro de Alcántara.

 

 

 

 

Subimos  a la torre renacentista de tres cuerpos desde donde podemos ver una bonita vista de la ciudad monumental.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cáceres, Patrimonio de la Humanidad. Torres de Cáceres.

Frente a la Concatedral en la misma plaza de Santa María se encuentra el Palacio Episcopal quizás uno de los palacios  más antiguos de la ciudad. Ya en el año 1261 se instaló la casa parroquial, aunque a finales del siglo XVI  fue mandado reedificar por el Obispo Pedro García de Galarza.

Continuamos el paseo hasta la plaza de San Jorge para visitar la iglesia de San Francisco Javier, construida en el siglo XVIII por la Compañía de Jesús junto al colegio. De estilo barroco la fachada principal fue remodelada en 1992. Llaman la atención desde lejos sus dos torres cuadradas de mamposteria y silleria rematadas por chapiteles de forma piramidal

Las dos torres campanarios flanquean la portada principal del templo, con arco de medio punto y a cada lado dobles columnas. Sobre el arco una hornacina con la imagen del santo y el escudo de Castilla y León.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La iglesia con planta de cruz latina, capillas en los laterales, bóveda de cañón y cúpula semiesférica en el crucero.

Desde que los jesuitas fueron expulsados de España en 1767 por Carlos III, el colegio y la iglesia han tenido diferentes usos. En la actualidad, la parte del colegio pertenece a la Junta de Extremadura y la iglesia al Obispado de la diócesis salvo los sótanos en dónde se ha dispuesto un centro de interpretación de la semana santa y donde se encuentra el aljibe, uno de los más grande de España de aquella época.

Se le conoce también como la iglesia de la Preciosa Sangre porque desde el año 1899 es custodiada por los Padres Misioneros de la Preciosa Sangre.

 

 

La plaza de San Jorge está presidida por el santo que fue elegido como patrón de Cáceres.

 

 

 

 

 

Seguimos en dirección a la iglesia de San Mateo.

 

Subiendo la cuesta de la compañía, antes de llegar a la plaza de San Mateo se encuentra la casa de los Cáceres-Ovando, también conocida como la casa de las cigüeñas.

Es la única torre del barrio antiguo que no está desmochada gracias al leal vasallaje que presto el noble a los Reyes Católicos.

La reina Isabel la Católica ordenó en 1476 desmochar casi  todas las torres de los palacios de Cáceres, es decir, quitar las almenas, lo que significaba un acto de sumisión de los nobles a la corona,

En la actualidad acoge diferentes actividades culturales.

En la plaza de San Mateo se levanta la iglesia que da nombre a la misma.

 

Construida en el siglo XVI destaca su portada con decoración plateresca, una bella espadaña y una sobria torre campanario del siglo XVIII.

 

Torre de los Sande junto a la iglesia de San Mateo.

 

 

Desde la torre de Concatedral vemos de izquierda a derecha, la torre de las cigüeñas,  la igesia de San Mateo, la torre de los Sande y la torre del Palacio de los Golfines de Arriba.

La torre homenaje que vemos se construyó en 1513 y se salvó de ser desmochada como el resto de las que se levantaban en aquellos tiempos.

Cáceres, Patrimonio de la Humanidad. Torres de Cáceres.

Volvemos a la Plaza de Santa María para visitar el Palacio de los Golfines de Abajo, una casa museo de uno de los linajes más importantes de la ciudad.

La construcción comenzó a finales del siglo XV por Alonso Golfín terminándose a principios del siglo XVI por su hijo Sancho de Paredes Golfín, quien fuera camarero de la reina Isabel la Católica. En la sala de armas que junto con la antesala son los espacios más antiguos que se conservan del palacio, se pueden ver los retratos y escudos de los primeros miembros del linaje de los Golfines. 

Una visita muy interesante y amena que merece la pena para conocer aspectos de la vida cotidiana de sus propietarios, gustos, modas, aficciones.

Cáceres, Patrimonio de la Humanidad. Torres de Cáceres.

Al morir sin descendencia Tatiana Pérez de Guzmán decidió crear una fundación,  la "Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno" que finalmente quedó constituida en abril de 2012. La mejor manera de conservar el patrimonio heredado y darlo a conocer.

 

Familias importantes se establecieron en Cáceres, no tenemos más que fijarnos en los blasones que decoran las fachadas de las casas y palacios. Linajes que tuvieron su protagonismo en la historia de España y no solo tras la reconquista. Durante los siglos XV XVI fueron muchos los que marcharon al Nuevo Mundo en busca de riquezas, poder y aventuras.  A su vuelta construyeron palacios y casas solariegas haciendo de más grande a la ciudad Cáceres y su entorno.

Tag(s) : #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

Compartir este post

Repost 0