Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Trujillo, cuna de conquistadores.

Desde la Torre Nueva vemos una bonita panorámica de Trujillo con su imponente castillo medieval  al fondo y en primer plano,  la torre tardorrománica conocida como la "Torre Julia". Ambas torres pertenecen a la iglesia de Santa María la Mayor, la construcción  religiosa más importante de Trujillo, todo un símbolo de la ciudad que fue reconquistada en 1232 por el rey Fernando III  y que más tarde en el siglo XVI se convirtió en una importante y próspera ciudad renacentista

A solo 42 km de Cáceres, Trujillo es un conjunto monumental de gran valor histórico y artístico. En la actualidad, Trujillo junto con Plasencia retoman  los contactos para  ser declaradas Patrimonio de la Humanidad po la Unesco y ello,  a pesar de que en el 2012 fue rechazada la candidatura común de Plasencia-Monfragüe-Trujillo como conjunto monumental histórico y ambiental.

 

La iglesia de Santa Maria la Mayor comenzó a construirse en el siglo XIII sobre los restos de una antigua mezquita en la zona de intramuros.  De esta época es el ábside y la torre contigua conocida como la torre Julia, todo un exponente del románico en Extremadura.

A mediados del siglo XVI, debido a los daños sufridos en la torre por el terremoto de Lisboa del año 1521, se decidió construir una segunda torre a los pies del templo, aunque los trabajos no finalizaron hasta el siglo XVIII.  Es la Torre Nueva, de planta cuadrángular y más alta que la anterior  dónde  se sitúa el campanario.

La subida cansa un poco, sobre todo el último tramo bastante estrecho y empinado, aunque la vista merece la pena.

Pero tras el segundo terremoto de Lisboa del año 1755, mucho más devastador que el primero, la torre Julia sufrió importantes daños en su estructura. El paso del tiempo hizo el resto hasta que tuvo que ser derribada parcialmente en 1871 ya que amenazaba con caer encima de las casas cercanas.

La Torre Julia ha sido restaurada entre los años 1971 y 1972 siguiendo los grabados fielmente, salvo por un detalle. El cantero, seguidor del Atletic de Bilbao,  decidió tallar el escudo del club en uno de los capiteles algo que no cayó demasiado bien y le trajo algunas complicaciones.

Otra curiosidad es sobre su nombre, ya que se creía que en el lugar donde se construyó la torre había un monumento  dedicado a Julio Cesar.

 

 

La iglesia de Santa María la Mayor fue declarada Monumento Nacional en 1943.  El templo consta de tres naves cubiertas con bóveda de crucería, destacando un magnífico retablo en el que se representa imágenes de la vida de la Virgen y Jesucristo. En el siglo XVI es reformado y ampliado en estilo gótico perteneciendo a esta época el coro, capillas, bóveda de crucería y la torre Nueva.

Llama la atención las numerosas lápidas del suelo de miembros de los principales linajes de la ciudad, como Pizarro, Orellana, Altamirano, Loasia,

Desde la Plaza Mayor ascendemos siguiendo la muralla hasta el castillo para adentrarnos  en lo que un día fue la villa medieval. Entre sus muros vivieron los habitantes de la villa hasta que poco a poco, el fin de las guerras y cierta prosperidad económica trajeron consigo el aumento de la población quedando desbordado el recinto amurallado.

Trujillo desde la reconquista pasa a formar parte de la corona de Castilla como concejo de realengo, otorgándole Alfonso X el Fuero Real. Siempre fiel a la corona, en 1430 Juan II de Castilla concede a Trujillo el título de ciudad. A finales de siglo, en 1485 la ciudad de Trujillo extiende su jurisdicción sobre veintidós aldeas.

Las murallas que fueron levantadas por los musulmanes sobre el siglo X se reformaron y ampliaron tras la reconquista. De hecho, los restos de  muralla que podemos ver hoy son de siglos posteriores, es decir, de herencia cristiana. Las murallas en algunos tramos almenadas, estaban jalonadas por 17 torres y 7 puertas de las que hoy solo quedan 4.

El castillo fue construido por los árabes entre los siglos X y XI en lo alto del cerro conocido como  "Cabeza del Zorro". De esta época es el Patio de Armas y las torres cuadradas, dos de las cuales protegen  la puerta de entrada  y los dos aljibes que se encuentran en el interior.

 

 

Puerta de entrada al castillo con arco de medio punto. En la parte superior vemos la imagen de la Virgen de la Victoria, patrona de Trujillo. Cuenta la leyenda que la Virgen se apareció para ayudar a los cristianos a tomar la ciudad.

 

Tras la reconquista, se añadió un segundo cuerpo fortificado, llamado albacara, con forma poligonal y una pequeña capilla para venerar a la Virgen de la Victoria.

Vista del castillo desde la Torre Nueva.

Vista del castillo desde la Torre Nueva.

Es en el siglo XVI, tras el descubrimiento del "Nuevo Mundo"  cuando Trujillo conoce una época de gran esplendor. Muchos de sus ilustres vecinos participaron en la conquista de América, pasando a la historia como grandes conquistadores. Nombres por todos conocidos, como Francisco de Pizarro, García de Paredes, Francisco de Chaves y Francisco de Orellana. 

Surge una nueva ciudad renacentista que se organiza en torno a la Plaza Mayor, sin duda una de las más bellas de España. Está presidida por la estatua ecuestre de Pizarro y rodeada de un importante conjunto arquitectónico. Y es que el flujo de riquezas que llegó de la mano de los conquistadores transformó la ciudad. Se construyeron palacios, iglesias, capillas y hospitales además de invertir en tierras y comprar cargos lo que les permitía convertirse en señores.

Trujillo, cuna de conquistadores.

En la imagen vemos parte de las arcadas de la  Plaza Mayor y en primer plano la Torre del Alfiler que formaba parte de la muralla medieval. Sin embargo, al crecer la ciudad quedó más integrada en el centro y en el siglo XVI Luis Chaves, mandó construir su palacio aprovechando la estructura como torre del homenaje.

En Trujillo la historia asoma por cualquier rincón. Hay mucho que ver y que contar.....

 

 

 

Tag(s) : #Viajes Lugares y Eventos, #fotografia

Compartir este post

Repost 0