Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Lisboa, el Castillo de San Jorge y el mirador de Santa Lucía.

Lisboa, la capital más occidental de la Europa continental, se extiende por el ancho estuario del rio Tajo en su margen derecha (norte), camino de la desembocadura  en el Océano Atlántico.

Llegamos a la ciudad por el Puente 25 de abril que une las dos orillas. Inaugurado en 1966 es el puente colgante más largo de Europa, todo un símbolo para Lisboa. Recibe este nombre en homenaje a la conocida como "revolución de los claveles"  que trajo la democracia para Portugal. Su extensión es de algo más de 2 km de los cuales 1,2 km están suspendidos  sobre el río Tajo a 70 m. de altitud.

Debemos de estar atentos para no perdernos "el Cristo Rey" de Lisboa que con sus más de 28 m. de altura nos da la bienvenida.

En la localidad de Almada, en la orilla sur del Tajo, mirando a la ciudad de Lisboa se levantó esta gran  obra inspirada en el Cristo Redentor de Río de Janeiro. Se levanta sobre cuatro pilares que representan los cuatro puntos cardinales. Se puede subir al mirador y contemplar una magnífica panorámica que se extiende unos 20 km.

 

La ciudad se asienta sobre siete colinas, Estrela, Santa Catarina, Sao Pedro de Alcântara, Sao Jorge, Graça, Senhora do Monte y Penha da França. 

Lisboa, el Castillo de San Jorge y el mirador de Santa Lucía.

Sobre la cima de la colina de San Jorge, el punto más alto del barrio de Alfama,  se encuentra el castillo de San Jorge declarado Monumento Nacional en 1910.

El castillo está integrado en la antigua ciudadela medieval ( alcazaba)  fortificación de la época islámica construida a mediados del siglo XI con una función claramente defensiva,

Desde sus murallas se contemplan unas vistas esplendidas de la ciudad y del rio Tajo con el Puente 25 de abril al fondo y el monumento de Cristo Rey.

 

En el centro de la explanada  antes de asomarnos a las murallas, se encuentra la estatua de "Afonso Henriques" primer rey portugués y conquistador de Lisboa.  Hijo de Enrique de Borgoña, primer conde de Portugal de la casa de Borgoña, y de Teresa, hija natural de Alfonso VI de León, consiguió duplicar el territorio legado por su padre, por lo que fue conocido como "el Conquistador" o "el Fundador".

 

Se le representa cubierto con casco y cota de malla apoyado en su escudo y empuñando con la mano derecha su espada.

Desde la conquista de Lisboa en 1147 por Afonso Henriquez hasta principios del s. XVI el Castillo de San Jorge vive una época de esplendor. Su función defensiva desparece convirtiéndose en la residencia del rey y de la corte. Para ello los antiguos edificios de la época islámica se adaptaron y ampliaron  y más tarde, en el siglo XIII,  se transformaron en Palacio Real.

En el Palacio de Alcáçova  se proclamaban los reyes de Portugal,  se recibía a las personas ilustres y se celebraban las fiestas de la corte hasta que el rey Manuel I decidió trasladar su residencia a la zona baja de la ciudad junto al río, por lo que el castillo quedó poco a poco en desuso.

El gran terremoto de 1755 destruyó casi por completo el palacio y algunas torres.

La visita al castillo se divide en varias partes:  el  yacimiento arqueológico donde podemos ver los restos de sus primeros pobladores, que se remontan al siglo VII a.c.; las ruinas de la zona residencial de la época islámica y  las ruinas de la que fuera última residencia palatina. Se completa con una exposición permanente de los objetos encontrados en el yacimiento.

Del castillo propiamente dicho, destaca la Torre del Homenaje, torre principal donde se izaba el estandarte real; la Torre del Archivo, denominada así porque en ella se dispuso el archivo real hasta el terremoto de 1755. En el año 1998 se instaló la Cámara Oscura, otra forma de disfrutar de los encantos de Lisboa. Además de la Torre de Palacio, la más cercana al antiguo palacio real; la Torre de la Cisterna y la Torre de San Lorenzo, situada en mitad de la ladera unida al castillo a través de un camino parapetado que aseguraba en caso de cerco, la comunicación con el exterior.

Un gran conjunto monumental para recorrer paseando por las murallas, rincones y jardines a la vez que disfrutamos de unas vistas inmejorables.

 

Lisboa, el Castillo de San Jorge y el mirador de Santa Lucía.

Desde el centro de Lisboa podemos subir al castillo andando por sus empinadas y empedradas calles ó bien  podemos coger el  típico tranvía que nos deja muy cerquita.  La línea nº 28 es la más buscada por los turistas; a pesar de las colas que se forman la subida merece la pena.

Andando ó en tranvia  recorremos el típico barrio de la Alfama, un viejo barrio de pescadores considerado como la cuna del fado.

El tranvía pasa frente a la Catedral y continua subiendo hasta dejarnos delante del mirador de Santa Lucia, un mirador con mucho encanto desde el que podemos contemplar las casitas blancas del barrio de Alfama que se extienden por la colina hasta el río. Es frecuente ver grandes cruceros atracados.

Lisboa, el Castillo de San Jorge y el mirador de Santa Lucía.

Desde el mirador hay que callejear un poco para llegar al castillo, no es mucha distancia pero cuesta un poco no solo por la pendiente sino por el empedrado de las calles. Es recomendable llevar un calzado cómodo.

Las calles están llenas de turistas, tiendas de recuerdos y restaurantes.

El día ha llegado a su fin, tenemos que marcharnos y lo hacemos cogiendo un tren para Sintra en la estación de "Rossio", una pequeña estación de tren que se encuentra cerca del centro. Es uno de los edificios emblemáticos de Lisboa; la fachada es de estilo neomanuelino destacando las dos grandes puertas  de acceso con forma de herradura. En el interior vemos como los andenes están en altura, ya que la estación se encuentra en una de las colinas del barrio alto. Otra curiosidad es que los techos de hierro forjado son obra de Gustave Eiffel.

 

Lisboa, el Castillo de San Jorge y el mirador de Santa Lucía.

Una última mirada al castillo desde la terraza de la estación del Rossio,

Tag(s) : #Viajes Lugares y Eventos, #viajes - fotografias, #fotografia

Compartir este post

Repost 0