Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Vista  de la ciudad de Cádiz desde la bahía.

Vista de la ciudad de Cádiz desde la bahía.

Esta increíble vista aérea de mediados del siglo XIX se la debemos a D. Alfred Guesdon, litógrafo, viajero y arquitecto francés. Junto con otras diez ciudades españolas entre las que se encuentran Toledo, Sevilla o Madrid, forman parte de la colección "L´ Espagne a voi d´oiseau". Era una técnica pionera que se realizaba tomando fotografías desde un globo aerostático a cien o doscientos metros de altura. A partir de ahí, un trabajo muy elaborado que buscaba el detalle y la precisión. En el siguiente artículo encontrareis mas información.

Las torres miradores son un elemento arquitectónico característico de la ciudad de Cádiz. Se construyen estas pequeñas torres en las azoteas de las casas particulares con el objetivo principal de ganar altura para poder observar, o mas bien vigilar, la llegada de los barcos que venían de las Américas cargaditos de mercancías. Hay que tener en cuenta que Cádiz es una ciudad pequeña que vive un auge económico importantísimo a partir de principios del siglo XVIII , al conseguir el monopolio del comercio con las Indias, trasladándose en el año 1717 la sede de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz.

Su desarrollo urbanístico se produce a partir de ese momento, es el siglo de oro de la ciudad que no se corresponde con la situación de decadencia que se vive en el resto de España. A Cádiz llegan comerciantes de todo el mundo sobre todo genoveses, franceses, flamencos, entre otros, que no quieren perder una oportunidad histórica. A estos comerciantes se les conocía por el nombre de "Cargadores de Indias".

En primer plano varias torres miradores junto con las torres de la Iglesia de San Antonio; al fondo, la bahía y el Puerto de Santa María.

En primer plano varias torres miradores junto con las torres de la Iglesia de San Antonio; al fondo, la bahía y el Puerto de Santa María.

Cadiz y sus características Torres Miradores.

Desde estas peculiares atalayas vemos lo fácil que resultaba estar pendientes de la entrada y salida de naves.

Al pasear por el centro debemos ir con la mirada puesta en las azoteas, solo así podremos descubrir muchas torres miradores que parecen estar escondidas y es que la estrechez de las calles dificulta bastante su visión. En otras zonas mas abiertas, por ejemplo la alameda, la Plaza de España o el mercado forman un conjunto urbano realmente bonito.

Hay varios tipos de torres, entre ellas, las mas numerosas son las torres de garita. Como se ve en la imagen, sobre la torre se levantaba una garita de planta por lo general octogonal consiguiendo así aumentar la altura total. En la interior de la garita, por una escalera de caracol se podía subir hasta la pequeña cúpula donde se dejaban unos huecos para poder mirar con prismáticos.

Si nos fijamos, las cúpulas o mejor dicho las cupulillas son diferentes entre sí. En general para decorar las torres miradores, personalizarlas que se diría en estos tiempos, se utilizaban elementos arquitectónicos como molduras, pilastras o cornisas, además de pictóricos, normalmente motivos geométricos que nos recuerdan un poco al arte mudejar. Se buscaba llamar la atención, ser originales, distinguirse; la casa era una forma de mostrar la categoría e importancia del comerciante.

Cadiz y sus características Torres Miradores.
Cadiz y sus características Torres Miradores.

Las llamadas torres de sillón consiguen también gran altura con la ventaja de que el peso que debía soportar la edificación era menor ya que el último cuerpo de la torre ocupa la mitad de la planta.

En otras torres vemos que usan estas dos formas, primero se construía la torre de sillón y luego le añadían una garita.

Las torres miradores se reparten por todo el casco urbano. Juan Alonso de la Sierra en su libro "Torres miradores de Cádiz" ha realizado un minucioso catálogo con 126 torres miradores, su emplazamiento y características.

Cadiz y sus características Torres Miradores.

Otro tipo son las "torres de terraza" de planta cuadrada que se disponen en muchos casos en las esquinas de la fachada principal.

Un ejemplo de torre terraza es la "Torre Tavira" que se encuentra en la zona mas alta de la ciudad a 45 m sobre el nivel del mar. En 1778 se convirtió en la torre vigía del puerto de Cádiz.

La torre Tavira se encuentra en la magnífica casa-palacio de los Marqueses de Recaño, construida en el siglo XVIII en estilo barroco está catalogada como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. De grandes proporciones su interior se articula en torno al patio central y en general responde a la casa típica de la burguesía gaditana. El inmueble ha tenido diferentes usos a lo largo del tiempo; primero la Escuela de Nobles Artes de Cádiz, luego la Escuela Normal de Magisterio hasta que es adquirida por las Hermanas de la Caridad, convirtiéndose en un colegio muy querido para muchos gaditanos que pasaron allí su mas tierna infancia. El colegio "Jesús, María y José" llamado cariñosamente el "colegio de Cádiz". Ya mas reciente, volvió a ser la sede del conservatorio.

Desde 1994 la Torre Tavira alberga la Cámara oscura, todo un espectáculo. Consiste en un sistema óptico que recoge y refleja en una gran pantalla cóncava blanca la vida de la ciudad en tiempo real, el ir y venir de la gente por sus calles, las olas del mar y unas bonitas vistas que abarcan desde el centro histórico con todos sus rincones, hasta el campo del sur y toda la linea de playa.

Mención especial merece la conocida como "la casa de las Cuatro Torres". Perteneció al comerciante sirio D. Juan Fragela quien construyó la casa entre 1736 y 1745. En el siglo XVIII, debido a la gran proliferación de torres miradores, solo se permitía construir una torre por casa, por lo que este rico comerciante pidió autorización para construir cuatro casas independientes cada una con su torre.

Todo el conjunto tiene la mismas medidas, haciendo esquina las cuatro torres, todas idénticas. La fachada principal da a una pequeña plaza y es que Fragela quiso dejar este espacio delante de la casa para resaltar la construcción.

Casa de las cuatro torres; desde la azotea de una de sus torres contemplamos una bonita vista de Cádiz con la Catedral al fondo.
Casa de las cuatro torres; desde la azotea de una de sus torres contemplamos una bonita vista de Cádiz con la Catedral al fondo.

Casa de las cuatro torres; desde la azotea de una de sus torres contemplamos una bonita vista de Cádiz con la Catedral al fondo.

Cadiz y sus características Torres Miradores.

El material que mas se usaba en la construcción era la piedra ostionera que se extraía de las canteras que se encontraban junto al mar, pero fue tal el auge urbanístico que sufrió la ciudad que hubo que limitar su extracción. Lo normal era que se usara en las fachadas para la planta baja y primer piso. Para las torres miradores era mas frecuente el uso del ladrillo u otros materiales por ser menos pesados. Para descargar el peso se hacía coincidir las paredes de la torre con algunos de los muros maestros.

En general las casas de los Cargadores de Indias se construyen siguiendo el mismo esquema: un amplio patio central y dos o tres pisos. La planta baja se dejaba para almacenar las mercancías antes de ser embarcadas dedicándose el primer piso a la vivienda de la familia. El segundo piso era el lugar de trabajo.

Como se ve en la imagen cada torre tiene dos pisos construyéndose en la azotea una pequeña garita, lo que aumentaba aún mas la altura total. Tanto es así que las cuatro torres sobresalen sobre todas las demás. La vista es fascinante.

Cadiz y sus características Torres Miradores.
Cadiz y sus características Torres Miradores.

Como curiosidad añadir que solo hay una casa con dos torres miradores que es la conocida como Casa del Almirante ya que se construyó a finales del siglo XVII antes de que se prohibiera. Es una casa-palacio de estilo barroca que perteneció a la familia del Almirante de la Flota de Indias D. Diego de Barrios. Está declarada como Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento y en la actualidad se está restaurando.

En el año 2012 en Cádiz, con motivo del bicentenario de la Constitución de 1812, se organizaron multitud de eventos. La "Bienal marítima" consiguió abrir las puertas de la Casa de las cuatro Torres, organizando exposiciones, visitas y algunas cenas. Una idea esta última muy original a la que no le faltó un detalle.

Para terminar hay que hablar de la Torre del antiguo Gobierno militar, hoy convertido en el centro cultural municipal Reina Sofía. No es una torre mirador típica, sino una torre de telegrafía óptica que se construyó en 1805. Era el telégrafo principal que se comunicaba con las localidades cercanas.

La casa construida a mediados del siglo XVIII es una joya del neoclásico que merece la pena visitar. En la actualidad acoge las obras del escultor gaditana Jose Luis Vasallo, la biblioteca militar, la Fundación Federico Joly, la exposición-legado de la familia Aramburu.

Para visitar la torre hay que pedir cita. De todas formas se puede subir a la azotea, todo un balcón a la bahía. De espaldas al mar veremos un entramado de callejuelas, azoteas, antenas, torres miradores y torres de iglesias, que forman un singular paisaje urbano.

Cadiz y sus características Torres Miradores.

Las torres miradores nos hablan de un pasado de esplendor, de riquezas y de una actividad comercial y financiera muy importante. En 1680 el puerto de Cádiz se convierte en cabecera oficial de la flota de Indias, desplazando definitivamente a Sevilla y Sanlucar. Desde ese momento es el puerto mas concurrido del mundo, el mas importante de España y en la ciudad se reúnen importantes casas de negocios de toda Europa, convirtiéndose en una gran ciudad mercantil europea; una ciudad cosmopolita por donde pasaban personas, mercancías, cultura y tendencias.

Una gran ciudad que necesitaba una nueva catedral ya que la antigua ademas de ser pequeña estaba muy deteriorada. Financiada en gran parte por las aportaciones de los Cargadores de Indias, su construcción se demoro mucho en el tiempo debido precisamente a los diversos problemas de financiación que surgían como consecuencia de la actividad económica y política. Finalmente gracias al empuje de la iglesia y de algunos particulares se consigue terminar su construcción.

Tag(s) : #viajes - fotografias

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: