Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Tavira, casas típicas con los originales tejados de "tijeras" o a "cuatro aguas"

Tavira, casas típicas con los originales tejados de "tijeras" o a "cuatro aguas"

En el Algarve, muy cerca de la frontera con España se encuentra la pequeña y acogedora ciudad de Tavira, conocida también como la ciudad de las iglesias; una ciudad para pasear que ha sabido atraer al turista sin perder su encanto.

Lo primero que haremos es dirigirnos a la "Praça da República" a orillas del río Gilao, reformada en los últimos años. Durante siglos fue el lugar donde se celebraba el mercado si bien, a finales del siglo XIX por motivos sanitarios, fue trasladado a otra zona menos céntrica. En la actualidad la Plaza rebosa vida; tras la reforma se ha dejado un escenario y unas gradas de piedra semicirculares para ver los espectáculos públicos que se organizan. Siguiendo el río, podemos continuar el paseo por el "Jardim Público" donde se congregan niños y mayores, los de allí y los que no somos de allí, curioseando los puestos de libros y de artesanía. Solo nos queda elegir donde probar la rica cocina tradicional portuguesa entre los muchos restaurantes que hay a lo largo del parque.

Desde la Praça da República podemos cruzar por el puente romano peatonal a la orilla norte del río, también con mucho ambiente y lleno de bares y restaurantes.

vista nocturna del puente romano de Tavira
vista nocturna del puente romano de Tavira

El puente romano de los siete ojos, como se le denomina, comunicaba la calzada romana entre Castro Marim, Tavira y Faro, de ahí su nombre, ya que su construcción parece ser que fue anterior a los romanos. El puente tuvo que ser reconstruido en el siglo XVII. Hay otros cuatro puentes que cruzan el río.

Turismo en el Algarve, Tavira.

El castillo se encuentra en la parte más alta y antigua de la ciudad. Para visitarlo hay que volver a la Praça da República y comenzar a subir atravesando uno de los arcos de las antiguas murallas que rodeaban la ciudad. A partir de aquí, las típicas calles empedradas, estrechas y empinadas ( es conveniente llevar un zapato cómodo).

Fueron los musulmanes los que levantaron el castillo sobre los restos de la fortaleza romana. En el año 1242 la ciudad fue reconquistada por D. Paio Peres Correa, Caballero de la Orden de Santiago, que participo en la reconquista de Murcia y de Sevilla, tomando la fortaleza de San Juan de Aznalfarache.

Se cuenta que siete caballeros de la Orden de Santiago fueron apresados y asesinados por lo que D. Paio atacó la ciudad arrasándola para así vengar la muerte de los caballeros quedando definitivamente anexionada a la corona portuguesa.

murallas de castillo, escaleras
murallas de castillo, escaleras

Del castillo no queda mucho, solo un torreón y parte de las murallas. Se puede subir por unas escaleras muy estrechas a la parte alta de la muralla, aunque da un poco de vértigo. En el interior hay un pequeño jardín.

Ya en el neolítico existía en este lugar una fortificación, reconstruida por los fenicios, luego por los romanos hasta la llegada de los musulmanes, quienes construyeron el castillo, aunque los restos que hoy vemos se debe a la reconstrucción realizada en el siglo XVII. El gran terremoto de Lisboa de 1755 ocasionó numerosos daños quedando poco tiempo después abandonado.

Por fin en 1939, las murallas del castillo fueron declaradas Monumento Nacional.

Torre del reloj, Iglesia de Santa Maria do Castelo
Torre del reloj, Iglesia de Santa Maria do Castelo

Junto al castillo se encuentra la iglesia de Santa María, construida en el siglo XIII sobre la antigua mezquita. Lo que mas nos llama la atención es la torre del reloj conservada tal cual. El resto fue reconstruido tras el terremoto en estilo neoclásico.

Según parece, en la Iglesia de Santa María se guardan los restos de D. Paio Peres Correira y los siete caballeros cristianos, aunque existen dudas sobre el lugar definitivo de su enterramiento.

Antes de continuar, os dejo el siguiente enlace donde podéis ver unas bonitas fotografías de la Praça da República, del puente romano y del Jardim Publico.

Turismo en el Algarve, Tavira.

A partir del siglo XVI, Tavira vive una época de apogeo, convirtiéndose en la localidad más prospera y poblada del Algarve por lo que en 1520 se le concedió el rango de ciudad.

Uno de los motivos fue su situación estratégica, que hizo que sirviera de base para las expediciones portuguesas al norte de Africa; otro, en el aspecto comercial, por las exportaciones de salazones de pescado, higos y vinos al norte de Europa.

Tras languidecer a finales del siglo XVII, consiguió remontar gracias a la industria pesquera y conservera del atún.

Como ya dije al principio, Tavira es una ciudad para pasear. Bajando del castillo de nuevo al centro podemos recorrer calles como ésta, donde el silencio es protagonista. Tavira se adhirió en el año 2008 al movimiento internacional de las "slow cities", pequeñas localidades que manifiestan de esta forma el interés por vivir de una forma mas tranquila, conservando sus tradiciones y protegiendo el medio ambiente.

Si continuamos por el cauce del rió, a las afueras de Tavira se encuentran las salinas que están en funcionamiento. Esta zona ya pertenece al Parque Natural de la Ria de Formosa y se pueden visitar. Podemos elegir como acercarnos y conocer un poco este paraje natural; alquilar kayaks para remar por el río, alquilar bicicletas o bien realizar algunas de las excursiones organizadas. También se puede coger un barquito ( no sale muy caro) para ver la costa, acercarnos a la isla de Tavira ó incluso adentrarnos en alta mar para ver delfines. Hay mucha oferta, mucha simpatía y buena disposición, solo hay que aprovecharla.

En el siguiente artículo, conoceréis mas sobre la costa de Tavira, os espero.

ME ENCANTA EL ALGARVE

Tag(s) : #viajes - fotografias, #lugares y eventos

Compartir este post

Repost 0